menu close menu

Trabajar los abdominales mejora el control del equilibrio corporal, pues éstos son el soporte de nuestro tronco, y si no son estos músculos los que hacen ese trabajo lo va a hacer otra parte de nuestra anatomía, es decir la espalda. Los resultados de esto pueden ser nefastos para esta parte del cuerpo. Y es que casi en cada movimiento que hacemos entra en juego la zona lumbar y, en consecuencia, puede hacer que esta última se desarrolle mucho más que la zona abdominal./p>
 

Para encontrar el equilibrio y el balance, es necesario hacer un trabajo específico de abdominales, porque sino podrían aparecer problemas como la escoliosis o la lordosis. El equilibrio entra en juego todos los días: si caminas sobre una superficie irregular o cuando tomas un paso en falso en un bordillo.

 

La fuerza funcional es la fuerza necesaria para llevar a cabo las las actividades del día a día, es decir, es la fuerza que empleas para realizar las tareas que haces habitualmente. Es normal, ya que este grupo de músculos interviene en una variedad enorma de movimientos y tareas. Trabajando la zona abdominal notarás los resultado en tus actividades cotidianas, no sólo al practicar un deporte.

 

Entre los beneficios de tener unos abdominales fuertes encontramos que protegen nuestro órganos. La zona abdominal es una parte del cuerpo donde se encuentran mayoría de los órganos vitales de nuestro organismo, por lo que interesa que haya una capa gruesa que los mantiene bien aislados del entorno. Los abdominales actúan como escudo para protegerlos.

 
HORARIO: Sábados: 11:00 a 11:30


 
Abdominales 02
abdominales 01